Que el arte es la inversión más rentable en estos momentos, no hay quien lo ponga en duda, para medir sus revalorizaciones se puede seguir  la evolución del índice Mei Moses. 

Ideado en 1999 por Michael Moses y Jianping Mei, profesores de finanzas de la New York University’s Stern School of Business y de la Cheung Kong Graduate School of Business of Beijing respectivamente, nos proporciona datos de interés sobre el comportamiento del mercado del arte. El índice toma como muestra artistas consagrados con obras vendidas al menos dos veces por un precio superior a las cinco cifras, dividiéndolos en una serie de categorías historiográficas, tales como arte de los grandes maestros y del siglo XIX, arte impresionista y moderno, arte estadounidense anterior a 1950, obra de posguerra y contemporánea o artistas latinoamericanos. El escenario donde se tomará la muestra, conformada a día de hoy por más de 26 mil ventas dobles, cifra que aumenta a un ritmo de dos mil por año, será siempre el de las casas de subastas de Sotheby’s y de Christie’s, que conforman ambas un total de más del 70 por ciento del global.  

Aprovechando más de 60,000 subastas repetidas para el mismo objeto a lo largo del tiempo, Sotheby’s puede producir análisis de mercado de arte objetivo para complementar la experiencia de clase mundial de sus especialistas. 

Con el 5% de las ventas y el 9% de los lotes vendidos, el mercado Old Masters está perdiendo lentamente su influencia en Occidente. Las grandes ventas ahora están fuera de sintonía con las prestigiosas sesiones de arte moderno e impresionista, así como las de arte de posguerra y contemporáneo. A excepción de un lote excepcional (como el Salvator Mundi en 2017), el mercado de Old Masters sigue siendo generalmente discreto, no muy volátil, pero rentable a largo plazo. 

En cuanto a la tasación, se refiere  al «valor del mercado» del objeto;  ofrece una «orden de precios» basada en varios criterios de análisis, como el Mei Moses, los resultados de las subastas, precios en anticuarios, ferias…

La «tasación» evoluciona según el mercado; Está particularmente relacionado con la demanda que fluctúa, según los compradores. 

Además de nuestraformación como peritos de arte y antigüedades,   la experiencia y así también la estrecha relación que mantenemos con  otros profesionales del sector, galeristas, anticuarios, coleccionistas… son nuestras herramientas para realizar nuestro trabajo con éxito y dar a las obras de arte, que nos confían nuestros clientes, su preciso valor de mercado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad