Es un procedimiento complejo y, es lógico, ya que puede resultar determinante para la decisión de un tribunal. Repasamos con más detalle qué es la prueba pericial caligráfica y como realizarla en documentos. Porque es importante que el público sepa que es un procedimiento con todas las garantías, lejos de algunas ideas poco científicas que se han propagado.

Definiendo qué es la prueba pericial caligráfica:

Es importante empezar concretando a que se refiere exactamente este término. Cuando nos preguntamos qué es la prueba pericial caligráfica, la respuesta más completa es que se trata de un conjunto de técnicas grafológicas destinadas a identificar o corroborar la autoría de un documento o su veracidad. Recordamos una vez más que no hablamos de Grafología, una materia que no tiene la consideración de ciencia y que intenta analizar la personalidad de alguien estudiando su escritura.

Nosotros nos centramos en explicar qué es la prueba pericial caligráfica porque es un procedimiento regulado en la legislación tanto penal como procesal. Los dictámenes realizados por los peritos calígrafos judiciales son, de hecho, solicitados por los propios jueces, fiscales o abogados.

Es importante destacar que las periciales caligráficas no solo analizan al autor de un manuscrito o una firma. Pueden tener que confirmar si una máquina de escribir es en la que se ha mecanografiado el documento o ha salido de esa impresora. Y es que se deben

estudiar todos los elementos que forman parte de ese documento, aunque no se refieran a la escritura manual. De ahí que hablemos de un conjunto complejo de técnicas distintas.

Cada pericial caligráfica tiene que adaptarse a su caso.

Es evidente que hay una dinámica de trabajo común para entender qué es la prueba pericial caligráfica. Sin embargo, en la práctica debe haber una gran amplitud de posibilidades respecto a cómo realizarla. No solo entra el juego el tipo de documento o su soporte físico. Es muy distinto que se tenga que dilucidar la autoría a que la duda surja sobre la datación del mismo, por ejemplo.

Y, las combinaciones, además son casi infinitas. Porque se pueden dar supuestos en los que la autoría de la firma sí sea auténtica pero, sin embargo, el documento sea una falsificación. Todos estos detalles tienen que reflejarse en las conclusiones del informe final de la prueba pericial caligráfica. No solo figurar, sino que es imprescindible que aparezcan convenientemente justificadas todas las conclusiones a las que llegue el experto.

Al menos esta postura es la que suelen defender los profesionales, la de que se realice siempre un estudio integral del documento, para lo que es imprescindible que se incorpore la pericial documentoscópica. Y, como consecuencia, los técnicos que tienen formación específica en este asunto. También todas las innovaciones tecnológicas disponibles.

Como ha podido comprobar, a todos nos interesa saber qué es la prueba pericial caligráfica. Entre otras razones, para poder contrastar si lo que nos ofrecen los profesionales está dentro de lo regulado y, por tanto, es fiable.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad