Debido a que el distanciamiento social y las órdenes de quedarse en casa durante la pandemia de COVID-19 dificultan que los peritos podamos completar los informes periciales de la forma habitual. No obstante podemos seguir haciendo evaluaciones virtuales, le explicamos como.

 

En muchos casos no vamos a poder examinar las obras físicamente. Procederemos a la evaluación virtual, nos basaremos en la información que nos facilite nuestro cliente (fotografías, videos, mediciones, facturas, procedencia, inventarios, certificados…), de este modo podremos ir avanzando nuestro informe pericial, clasificando la documentación y estudiando cada obra.

El dictamen pericial y otra información importante (como el estado de conservación, daños, materiales, colores), puede cambiar cuando se efectúe la revisión físicamente de las obras. Se firmará y sellará oficialmente el informe cuando la situación se haya normalizado, para que tenga validez legal. Somos peritos judiciales y el informe tiene validez jurídica para cualquier proceso legal, repartición de bienes, seguros…

Las adversidades son buenas aliadas para mejorar y superarse, y nosotros seguimos trabajando día a día para poderle ofrecer lo mejor de nosotros y un servicio de calidad.
Si necesita tasar sus obras de arte o antigüedades, o tiene alguna duda al respecto le atendemos encantados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad